fbpx
Víctima de una contaminación local

Ley Del Medico Ambiente

La Ley de Agua Potable Segura es una ley federal que fue promulgada en 1974 autorizando a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) a establecer estándares nacionales para el agua potable y sus fuentes. La EPA debe asegurarse de que estas normas se apliquen a todos los sistemas públicos de agua, incluidos los estados, municipios y proveedores de agua.

Hay aproximadamente 150,000 sistemas públicos de agua en los Estados Unidos. Estos sistemas suministran agua a más de 300 millones de personas. Los sistemas públicos de agua incluyen:

  • Sistemas que proveen agua a las comunidades de viviendas y edificios de apartamentos
  • Sistemas que proveen agua a las escuelas, fábricas e iglesias
  • Sistemas que proveen agua a no comunidades, como estaciones de servicio y campamentos
 

Según el tipo de sistema público de agua, La EPA ha establecido estándares nacionales para niveles de contaminación permitidos, procedimientos de prueba y procesos de tratamiento. Ciertos contaminantes pueden producir agua, lo cual es una necesidad para la vida, extremadamente peligroso, y las regulaciones federales y estatales están ahí para protegerlo. Si su agua potable ha sido contaminada o ha entrado en contacto con agua contaminada por otra fuente, tiene la capacidad de recuperar daños en caso de una lesión.

¿Cómo te ha afectado la contaminación local?

Complete el siguiente formulario y un representante se pondrá en contacto con usted para analizar su caso.

Los síntomas de la contaminación del agua

Los síntomas de exposición al agua que ha sido contaminada pueden incluir los siguientes:

  • Erupciones en la piel
  • Problemas con el estómago o el hígado
  • Dificultad para respirar
  • Condiciones neurológicas
  • Trastornos del desarrollo
  • Problemas reproductivos
  • Cáncer
 

Si usted o su ser querido han estado en contacto con agua contaminada y sufrieron una lesión o enfermedad, comuníquese con El Bufete De Abogados Raimondo para una consulta gratuita. Puede ser elegible para obtener una compensación por sus costos médicos.